MIGUEL ANGEL PASTOR CALDERON
 
MIGUEL ANGEL PASTOR CALDERON
Historia
Enseñanza de Vida
KUNG-FU
Tai Ji Quan
TAE KWON DO
Algunos reconocimientos
Contáctese
Palabras para los que Inician
Concejos para Artistas Marciales
MIGUEL ANGEL PASTOR CALDERON

imagen
 
El día que ingresé al mundo de las Artes Marciales, no imaginé el maravilloso mundo al cual ingresaba.

Desde ese día, mi vida tomó rumbo diferente al de muchos niños.

Dedique mi niñez y juventud por completo al entrenamiento, dejando de lado las distracciones. Realmente, siento que me costó mucho esfuerzo, muchas veces estuve apunto de dejar el entrenamiento.

Ahora a los 25 años de edad, puedo dar fe de la preponderante influencia en la formación mental, espiritual y física de las artes marciales. Hubiese sido otra persona totalmente distinta en este momento. Todo hubiese sido distinto.

La vida me ha demostrado que el esfuerzo, la dedicación, la disciplina y el sacrificio son recompensados; que todas las metas pueden ser alcanzadas si tenemos la fortaleza espiritual para luchar por ellas; que la humildad y la amabilidad nos abre muchas puertas; y nuestra vocación de servicio nos mantiene en el camino del éxito.

El hombre que deja pasar el tiempo, al final de sus días sentirá un vacío que jamás podrá llenar.

Pienso que todos tenemos varias misiones en la vida, una de ellas para mi es transmitir aquello que ha sido tan valioso en mi vida - las artes marciales - quedando en aquellas personas a las que dedique mi enseñanza una herencia milenaria de sabiduría. Ellos podrán seguir transmitiendo la experiencia de mis maestros antecesores, la cual pude cultivar cada minuto de mi vida y los aportes personales que he podido realizar.

Aprender artes marciales, es darle sentido a la vida, gozar de buena salud, sólidos valores, una imagen intachable, un corazón noble y una fuente de bondad inagotable.
Los principios de las artes marciales son plenamente una filosofía de vida.

Siempre que puedo dar un buen consejo recomiendo vivir la experiencia de las artes marciales. Estimado amigo lector no te conformes con practicar, penetra en la esencia y guarda esa misma esencia en el interior de tu propio corazón, llegarás a conocerte a ti mismo, comprenderás la naturaleza de la vida y del medio que nos rodea, muchas puertas se abrirán en tu camino y dejarás huellas imborrables que otros seguirán.

Un maestro
enseña con su cuerpo cuando es joven,
con sus palabras cuando es adulto,
y con su ejemplo cuando ya no está.


Dr. Miguel Angel Pastor
Discípulo de las artes marciales